La hidrovía de los ríos Paraguay-Paraná,suma tensión tras el cobro un peaje en un tramo del curso compartido.

0
233

La hidrovía de los ríos Paraguay-Paraná, uno de los cursos de agua más importantes de la economía regional, es protagonista de una dura controversia con futuro incierto.

En  enero pasado, Argentina comenzó a cobrar un peaje de USD 1,47 en el tramo Santa Fe-Confluencia, y a los barcos extranjeros, que van con su carga en camino hacia el Río de la Plata, se les cobra en dólares, y a los argentinos ese mismo monto, pero en pesos.

La tensión escaló días atrás porque Argentina mantenía retenido al remolcador paraguayo HB Grus desde el 28 de julio pasado, y sólo después del pago de una multa de USD 4.500 la Justicia local lo liberó.

Poco después la prensa brasileña informaba que los argentinos también habían retenido un convoy de embarcaciones pertenecientes a la empresa Hidrovias do Brasil, en un episodio confuso, porque el gobierno Argentino reconoce la tensión con Paraguay, pero niega haber retenido a embarcación brasileña alguna.


Sin embargo, es un asunto que preocupa a Brasil, que está en consulta permanente con los miembros del Mercosur y Bolivia para encontrar una solución en el marco de la institucionalidad de la hidrovía Paraguay-Paraná.

En el Congreso Paraguayo hubo declaraciones de repudio por el cobro del peaje, incluyendo a las fuerzas políticas que apoyan a Santiago Peña, quien ya le había hablado de este tema al presidente Alberto Fernández, cuando lo visitó tras ganar las elecciones este año.

Y hace unos días el embajador Argentino,Domingo Peppo fue convocado por la Cancillería vecina. Con su colega Julio Arriola establecieron que va a seguir el conflicto en el marco de un comité mixto, pero la tensión sobre la hidrovía creció.

Para el país vecino, que no tienen mar, son altamente dependientes de la hidrovía, y el número de sus barcazas aumentó exponencialmente a la par de la debacle de la marina mercante argentina.

 

Dejar respuesta

Por favor deje un comentario
Por favor ingrese su nombre