Consejos para el lavado de acolchados

0
427

¿Quién no tiene en casa un acolchado que le ayuda a soportar el frío? Es un elemento indispensable para cualquier cama, aunque la realidad es que lavarlo es muy complicado porque cada acolchado es un mundo. En el lavado de acolchados existen muchas variables como el material, el tiempo y el método (a mano, en el lavarropas, etc.).

Si querés lavar tu propio acolchado y no acudir a la lavandería (que siempre es una opción que está ahí), fijate en los consejos que te damos en este artículo. Van a quedar impecables.

¿Cómo se limpia un acolchado de plumas?

Cómo hemos apuntado en las anteriores líneas, cada acolchado tiene sus particularidades y el método que vale para uno, puede no valer para otro. En los próximos párrafos te vamos a dar las claves para saber cómo limpiarlos según el material del que estén hechos.

Cómo limpiar un acolchado de plumas

Si no querés acudir a una lavandería y querés limpiar tu acolchado de plumas vos mismo, te recomendamos seguir estos pasos.

Necesitará:

  • Bañera
  • Guantes
  • Secador de pelo
  • Lavarropas
  • Agua
  • Jabón líquido

Cómo lavar un acolchado de plumas a mano

  1. Llená la bañera de agua tibia.Debés tener en cuenta que el agua tiene que cubrir la totalidad del acolchado, porque de lo contrario no podrás lavarlo correctamente.
  2. Diluí el jabón líquido en la bañera.Procurá no hacer espuma al ponerlo en la bañera. En cuanto a la cantidad, debería ser la misma que usarías si lavaras el acolchado en el lavarropas. Una buena opción es el Jabón Líquido Ala Piel Sensible Matic, que es suave con las telas y con la piel.
  3. Sumergí cuidadosamente el acolchado.Tiene que estar completamente sumergido bajo el agua y no debería tener burbujas de aire.
  4. Remové el acolchado cada 15 minutos.Hacelo unas cuatro veces. De esta manera te asegurarás de que el jabón líquido llegue a todos los rincones del acolchado.
  5. Retirá el agua.Vacía la bañera y comenzá a escurrir el acolchado con las manos. Lo ideal es que uses guantes para que no se te arruguen mucho las manos (vas a tener que escurrir un buen rato).
  6. Usá un secador de pelo para eliminar un poco la humedad.Aunque la idea es que lo seques en la secadora (si tenés) o al aire libre, podés eliminar un poco de humedad antes de ese paso con un secador de pelo. Procurá pasarlo bien por todo el acolchado.

Cómo lavar un acolchado de plumas en el lavarropas

  1. Comprobá las especificaciones de la etiqueta.En general, los acolchados están preparados para soportar temperaturas de lavado de hasta 60º, pero puede que el tuyo sea distinto. Si tenés dudas y no encontrás la información, podés hacer un lavado de agua fría.
  2. Asegurate de que entre bien en el lavarropas.Dependiendo de cuánta carga sea capaz de soportar tu lavarropas (muchos sólo admiten entre 5 y 6 kilos de carga) o el tamaño de tu acolchado (si es de dos plazas suele ser muy grande), puede que no sea lavable en la máquina. Verificá siempre que quede espacio para que haya una correcta limpieza.
  3. Mirá que no tenga ningún corte.Si el acolchado está roto por algún lado, puede perder relleno durante el lavado. Es importante que lo compruebes y que lo arregles antes del lavado, de ser así.
  4. Usá un jabón líquido para ropa delicada.Al igual que en el lavado a mano, una buena opción es el Jabón Líquido Ala Piel Sensible Matic.
  5. Elegí un programa de lavado con un centrifugado “suave”.Fijate al elegir el programa que el centrifugado no sea a muchas revoluciones
  6. Hacé algunos enjuagues extra.Siempre es bueno hacer un par de aclarados sin jabón líquido tras el lavado principal. Así te asegurás de que no quede rastro de jabón líquido en el acolchado.

Dejar respuesta

Por favor deje un comentario
Por favor ingrese su nombre