El equipo correntino igualó 0 a 0 con Gimnasia de Concepción del Uruguay

0
51

El partido, correspondiente a la cuarta fecha del torneo Federal A, fue apenas discreto, con el local buscando ser protagonista pero fallando en las pocas oportunidades que se le presentaron ante un rival modesto, que vino a hacer su negocio, y se llevó un punto de visitante que cotiza en bolsa. 

Después de algunos tanteos de uno y otro lado, la primera jugada clara de gol fue del local. Salom le hizo un “sombrerito” a su marcador y habilitó de aire a Cáceres, que bajó con el pecho y sacó el remate de derecha que Bustos tapó en dos tiempos.

Pareció que Boca Unidos iba a tomar el control del juego, pero no fue así. Se quedó sólo en intenciones, con Maidana bastante “hundido” para ser el iniciador del juego, pero quedando demasiado lejos para conectar con Morales, Salom y Cáceres.

La visita, que estuvo más preocupada por quitar que construir, superpobló la mitad de la cancha y dejó arriba sólo a Lovotti, con Musico y De Souza buscando ganarle las espaldas a los laterales del local.

El Lobo arrimó peligro casi de casualidad, luego de un rebote largo que recogió Oviedo, quien sacó un zurdazo que De León envió al tiro de esquina, tras arrojarse contra el vertical izquierdo.

Enseguida, un pelotazo largo de Maidana generó una indecisión entre el arquero Bustos y el zaguero Romero. Hubo un rechazo que le quedó a Gabi Morales, quien buscó aprovechar el arco libre para colocar un remate por arriba que terminó muy desviado.

El último segmento de la primera mitad fue todo del Aurirrojo, que sin embargo falló en la definición. Hubo en ese lapso un cabezazo de Silva que se fue apenas ancho, y un tiro de esquina de Luna que pasó por toda el área chica sin que nadie la pueda desviar.

La situación más propicia sin embargo fue una pelota profunda que Cañete jugó para Cáceres. El cordobés le ganó a Rossi y llegó antes que el arquero para darle con el empeine, dando el balón en el caño derecho y rechazando un defensor.

La última, antes de que se termine el primer tiempo fue para la visita, tras una pelota parada. Hubo un cabezazo de Lovotti, y el rebote le quedó a Romero, cuyo remate se fue mansito a las manos de De León.

En el inicio del complemento, un tiro libre ejecutado por Maidana encontró la cabeza de Burgos, pero Bustos atajó sin problemas el envío.

Al rato ingresó el “Toni” Medina en lugar de Cáceres, quien tenía cargado el aductor, pero esta vez el chaqueño no pudo ser la llave que destrabe el partido, como ocurrió una semana atrás en Gualeguaychú.

Decididamente como centrodelantero, Salom capturó un centro bajo que llegó al área y sacó un remate que se fue a centímetros del travesaño.

Boca Unidos adelantó sus líneas, y esta situación fue aprovechada por Gimnasia para plasmar el juego que vino a hacer. Así, un pelotazo de mitad de cancha de Benítez a espaldas de Silva, encontró a Lovotti de frente al arco correntino, pero De León achicó bien el ángulo, salvando a su equipo.  

La dupla siguió moviendo el banco para buscar respuestas. Entraron Ceresole y Esteche en lugar de Maidana y Gabi Morales, ayer ausente sin aviso en el juego, pero la historia no cambió mucho.

No obstante, el local llegó con un remate de Medina que se fue ancho, y una buena triangulación entre Ceresole, Salom y el Toni, que enganchó en el área para dejar atrás a su marcador, pero su tiro sin potencia (la intención era buscar el segundo parante) fue a parar a las manos del arquero.

Del otro lado, el equipo entrerriano llevó peligro con un tiro libre de Romero que pasó cerca del vertical derecho. Los cambios ensayados por Orcellet le dieron otra dinámica a la visita, que en el último cuarto de hora se animó más, generando algunas dudas en el fondo correntino.

Ya con el paraguayo Frutos en cancha en lugar de Salom, la última llegada del Aurirrojo fue un pase de Esteche para Cañete, que ensayó un remate de zurda desde afuera del área que contuvo Bustos.

Boca Unidos no arranca de local, donde no encuentra su juego y tampoco logra convertir, y si bien el equipo mantiene el invicto y el torneo está comenzando, para pelear bien arriba se necesitan siempre los puntos en casa.

Fuente: El Litoral

Dejar respuesta

Por favor deje un comentario
Por favor ingrese su nombre