Santiago Peña planteó ante la ONU el conflicto con Argentina por la hidrovía

0
200

El presidente de Paraguay, Santiago Peña, aprovechó su intervención en la Asamblea de las Naciones Unidas para hablar sobre la integración regional y exigir respeto para avanzar en cuestiones estratégicas como la hidrovía.

La alocución del jefe de Estado paraguayo se produce justo en un momento de gran tensión con Argentina, por la decisión unilateral de este país en cobrar peaje a empresas navieras en la hidrovía.

“Gestionar la hidrovía, los acuíferos, el corredor bioceánico, las hidroeléctricas y la navegación de nuestros ríos, son delicados procesos de equilibrio entre la integración y la soberanía de nuestros pueblos. Somos conscientes de los progresos logrados en el camino de la integración, pero no podemos estar satisfechos y debemos avanzar con coraje y determinación. Latinoamérica es la región del mundo con el mayor potencial de desarrollo. Pero solo podremos desarrollar ese potencial respetándonos, trabajando juntos y en armonía”, sostuvo el mandatario.

El fracaso de la cooperación multilateral, la tragedia humanitaria en Ucrania, el fortalecimiento de la ONU y la reforma del Consejo de Seguridad, los desafíos ambientales para hacer frente al cambio climático, y la alusión a los 35 años de la democracia en nuestro país, fueron otros temas abordados por el jefe de Estado ante la ONU.

“En un mundo de tanta riqueza, los niveles de pobreza y desigualdad continúan obstinadamente altos mientras que la migración masiva asociada a conflictos bélicos y a falta de oportunidades, el terrorismo internacional, el crimen transnacional y las tensiones geopolíticas representan retos ante los cuales tanto los mecanismos de cooperación como su gobernanza, que han prevalecido en las últimas casi ocho décadas, se encuentran claramente desfasados”, indicó.

En otro momento, reconoció la existencia del cambio climático y manifestó que se deben tomar medidas rigurosas pero justas.

El titular del Ejecutivo también aprovechó la ocasión para criticar a la ONU y al Consejo de Seguridad, como así también reafirmar el apoyo de nuestro país a Taiwán.

Como era de esperarse, en la última parte de su discurso, Peña pintó al Paraguay como “un país de maravillas”, mencionando que se ha reducido la pobreza extrema y que las instituciones democráticas están fortalecidas. “Paraguay vive hoy su mayor periodo histórico de convivencia democrática. Paraguay sigue fortaleciendo su institucionalidad y su economía”, afirmó.

Dejar respuesta

Por favor deje un comentario
Por favor ingrese su nombre