La mayor fiesta cultural correntina se despidió anunciando un «Chamamé para un nuevo mundo»

0
66

La 31ª Fiesta Nacional del Chamamé, 17ª del MERCOSUR y 1ª Celebración Mundial llegó a su fin en la madrugada de este lunes, con un gran cierre que tuvo su epicentro en el Anfiteatro «Mario del Tránsito Cocomarola», como los 10 sapucay que transcurrieron a lo largo de estas noches. En este marco, que contó con la actuación de Soledad Pastorutti como el número principal de la velada, se anunció la fecha de la edición 2023, que será del 13 al 22 de enero bajo el lema «Chamamé para un nuevo mundo».

«Terminamos una nueva edición, que fue exitosa por muchísimas razones, con grandes figuras como la de Soledad, como también la presencia y el homenaje a Simón de Jesús Palacio», expreó el presidente del Instituto de Cultura de Corrientes, Gabriel Romero, al finalizar la velada. Agregó que «fue una noche muy emocionante, ya que tuvimos la posibilidad de reencontrarnos, de que el artista vuelva a los escenarios, que el público lo pueda disfrutar y que a pesar de esta pandemia podamos cuidarnos entre todos y vivir una Fiesta que valió la pena».

Confirmó así que la 32ª Fiesta Nacional del Chamamé, 18ª del MERCOSUR y 2ª Invitación Mundial, será del 13 al 22 de enero de 2023, y propondrá «Chamamé para un nuevo mundo». De esta manera, desde el Instituto de Culura explicaron «la pandemia arrasó la humanidad sin distinción de razas, geografía, y creencias, dejando dolorosos vacíos para todos, y a la vez desnudó carencias, el descuido de nuestro medio ambiente, individualismo y falta de solidaridad».

Por eso, «el Chamamé (expresión de nuestra forma de ser) desde su cultura puede contribuir a la reconstrucción de una nueva humanidad basada en valores como el respeto y la convivencia armónica con la naturaleza, el amor a la tierra y a la familia; la amistad, la integración y el abrazo que enchamiga», remarcaron como adelanto de lo que se vendrá en la próxima edición. 

Respecto a lo que fue la organzación de la Fiesta del Chamamé en un contexto de pandemia, Romero señaló que «tenemos un equipo muy grande que ya había trabajado para el año pasado, que no se realizó, así que teníamos una cantidad de trabajos adelantados», y si bien «en 2021 estuvimos con la incertidumbre hasta septiembre, de si lo ibamos hacer presencial o no, ya que habían muchas dudas, el equipo en todo momento trabajó muy comprometido con el proyecto».

Sobre todo, señaló que «había una gran ansiedad de los artistas de poder disfrutar, de subir al escenario, encontrarse con el público, y eso se ve en los números de cantidad de artistas que tuvimos por noche. No podíamos dejar a nadie afuera». En referencia a eso, destacó la perspectiva económica: «La Fiesta del Chamamé más allá de ser un gran evento cultural, se proyecta como una posbilidad de generación de trabajo, un desarrollo económico para muchísimas familias, y por supuesto que el trurismo tracciona».

Por lo tanto, Gabriel Romero concluyó que «fue una experiencia muy interesante, y nos anima a seguir trabajando por la presencialidad con un público cuidado».

Dejar respuesta

Por favor deje un comentario
Por favor ingrese su nombre