Instan a aprovechar el aislamiento para promover prácticas de separación de residuos

0
56

En medio de la emergencia mundial por el Covid-19, gran repercusión tuvo la mejora de distintos indicadores ambientales debido al aislamiento social. Sin embargo, “esos cambios no son más que temporales” según un investigador de la UNNE quien indica que sí debería aprovecharse el aislamiento para prácticas sustentables como la separación y gestión de los residuos en los domicilios.

Consultado desde el área de Prensa de la UNNE, el arquitecto Mario Berent, magíster en Gestión Ambiental y Ecología, y además docente-investigador de la Facultad de Arquitectura de la UNNE, se refirió al impacto en el ambiente del aislamiento social motivado por la pandemia del Coronavirus, y consideró que “en forma imprevista estamos frente a una gran oportunidad para el hombre y el planeta”

Sostuvo que, lamentablemente, el impacto visible y positivo de la actual coyuntura por la pandemia, ya sea a través de la mejora de la calidad del aire o la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero, “no es más que temporal, ya que se debe a la drástica desaceleración económica y la angustia humana”.

Estimó que se necesita un cambio hacia una economía más sostenible que funcione tanto para las personas como para el planeta.

“La Tierra claramente nos pide que actuemos. En los últimos tiempos, sobresalieron los incendios en el Amazonas y Australia, el constante aumento del calor terrestre, y otros eventos catastróficos… y ahora nos enfrentamos a COVID -19, una pandemia sanitaria mundial con una fuerte relación con la salud de nuestro ecosistema y nuestra salud como raza dominante en el planeta” indicó.

En ese sentido, mencionó la propuesta «Actúa ahora», la llamada mundial de las Naciones Unidas a realizar acciones individuales contra el cambio climático. La campaña es una parte crucial de las actuaciones coordinadas de la ONU para mejorar la sensibilización, impulsar las acciones contra el cambio climático, y acelerar el cumplimiento de los compromisos del Acuerdo de París.

«Actúa ahora» es principalmente una campaña en Internet y en las redes sociales que informa sobre acciones individuales y las promueve, sobre todo cambiando nuestros hábitos de consumo.

Al respecto, el investigador de la FAU-UNNE consideró que “adquirir nuevos hábitos es una de las oportunidades de esta coyuntura por la pandemia” y desde cada domicilio se puede colaborar con la separación de residuos para que puedan reutilizarse o reciclarse y disminuya la cantidad de materiales que llegan a disposición final.

Consideró a la tarea de clasificar los residuos sólidos en los domicilios como “un valioso grano de arena que podemos aportar”, y si a ello se agrega la práctica de hacer compost en el hogar se logra otro aporte en la gestión de los batalla con los residuos.

De esa forma, con separación de residuos y compost, “podemos hacernos cargo de procesar, sin ningún sobrecosto, aproximadamente el 50 % de los residuos que generamos”.

Destacó que si bien la separación domiciliaria es una decisión individual de los ciudadanos, también las autoridades pueden influir en las acciones cotidianas de las personas para promover la separación de los residuos.

“Esta situación de aislamiento social nos da la oportunidad de adquirir el hábito de la clasificación domiciliaria y aplicar con tiempo y a conciencia los conceptos del reciclaje (Reducir, Recuperar, Reciclar)” sostuvo.

Comentó que la UNESCO (Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura) considera al reciclaje una acción y actividad fundamental para incorporar a nuestra vida y reducir así el impacto sobre el medio ambiente.

Situación Regional. Berent explicó que por la pandemia y el estado de cuarentena, en localidades de la región, muchos de los puntos verdes y los servicios de recolección diferenciada continúan inactivos; pero, en lo posible, se puede seguir separando los materiales en los hogares hasta que se reanude la actividad.

En el caso de la ciudad de Corrientes, la cooperativa local Proyecto Fortaleza retomó de manera progresiva su actividad de reciclaje y tratamiento de materiales como plásticos, papeles y cartones en su galpón acondicionado ubicado en el barrio Ongay.

En los últimos días, la entidad fue recibiendo bolsas con donaciones que fueron trasladadas por distintos ciudadanos para que puedan ir trabajando de a poco y cumpliendo con los estrictos protocolos de higiene y limpieza establecidos por la emergencia sanitaria nacional.

También otras localidades de la región cuentan con procedimientos de tratamiento de residuos.

Señaló que una experiencia destacable a nivel regional existe en la ciudad de Posadas, Misiones, donde la organización “Vecino Sustentable” tiene el objetivo es concientizar sobre las prácticas de las 3R en aquella ciudad: Reducir, Reutilizar y Reciclar. “La primera R es la más importante REDUCIR y, lo que no podemos evadir, es procurar buscar alternativas para reutilizar o reciclar así evitaremos la generación excesiva de residuos y basurales a cielo abierto”.

“Es importante también, reconocer al reciclaje como un pilar fundamental en la economía circular, esta economía sustentable que promueve una relación más sustentable con nuestras ciudades y nuestro planeta” agregó.

En cuanto a ciudades de menor escala pueden, mencionó los programas de clasificación y recuperación de materiales de Barranqueras, Sáenz Peña, Villa Ángela, Machagai entre otros en la provincia del Chaco; en Paso de la Patria, Bella Vista y Curuzú Cuatiá, en la provincia de Corrientes; y Apóstoles y Montecarlo en Misiones.

Aportes desde UNNE. A través de distintas investigaciones, desde la Facultad de Arquitectura y Urbanismo, se viene trabajando en analizar la composición y generación de residuos sólidos en ciudades de la región Nordeste.

Uno de los propósitos del análisis de composición y generación de residuos es el de estimar que cantidad de material destinado al descarte se podría reciclar potencialmente.

Al respecto, los estudios indican que la cantidad potencial de materiales reciclables que efectivamente se aprovechan después del reciclaje informal actual es muy baja en la región NEA

El arquitecto Berent sostuvo que las estrategias efectivas a nivel nacional e internacional apuestan a la reducción al mínimo de los residuos en domicilio; aumento al máximo de la reutilización y el reciclado; ampliación del alcance de los servicios que se ocupan de los residuos. (Recolección); y promoción de la eliminación y el tratamiento (gestión) ecológicamente racional de los residuos.

“Que esta pandemia, con aislamiento de la sociedad, e incluso con las flexibilizaciones, sea una oportunidad para la sustentabilidad y el reciclaje” finalizó el docente investigador de la FAU-UNNE.

Dejar respuesta

Por favor deje un comentario
Por favor ingrese su nombre