Mediante el análisis de elementos minerales, identifican cítricos según su origen geográfico

0
26

La identificación de origen constituye un valor agregado para los productos primarios y elaborados,  y en ese aspecto, una línea de investigación de la UNNE avanzó en la determinación de la procedencia geográfica de cítricos mediante el análisis de sus elementos minerales.

La certificación de origen de alimentos puede ser un elemento esencial para asegurar la autenticidad de un determinado producto, dado que protege sobre todo a los productos regionales y confirma características de calidad relacionadas con su origen geográfico.

La Argentina se destaca por su producción de limones, naranjas, mandarinas y pomelos y garantizar el origen geográfico de frutos cítricos, dada su extensa difusión en el mundo, resulta de gran relevancia para el actual comercio globalizado.

Por ello, un proyecto de investigación, con participación de la UNNE, avanza en la búsqueda de variables químicas de que aporten información para determinar la procedencia geográfica de cítricos argentinos.

“El objetivo es aportar a la trazabilidad de cítricos como valor agregado de este producto y sus derivados” explicó el ingeniero agrónomo José Emilio Gaiad, investigador del Instituto de Química Básica y Aplicada del Nordeste “IQUIBA” (UNNE-CONICET) y docente-investigador de la Facultad de Ciencias Agrarias de la UNNE.

Comentó que se han logrado resultados y avances importantes en el ajuste de procedimientos para identificar el origen geográfico de jugos de naranja y mandarinas cultivadas del nordeste (NEA) y de limones de las distintas cuencas productoras del país.

NARANJAS

En uno de los estudios realizados, se aplicaron diversos modelos de minería de datos a una base de datos multielemental de jugos de naranjas cultivadas en diferentes cuencas productoras de la región nordeste de Argentina.

Se analizaron muestras de jugo de naranja de las variedades Valencia y Salustiana (Citrus sinensis), cosechadas en tres zonas productoras de Argentina, mediante técnicas de espectrometría de absorción atómica (FAAS) y espectrometría de emisión óptica por plasma acoplado inductivamente (ICP-OES).

Los resultados obtenidos indicaron que las composiciones multielementales de los jugos de naranja estudiados permiten discriminar las muestras de acuerdo con su origen geográfico.

MANDARINAS

Otro de los estudios se orientó a la búsqueda de variables químicas que aporten a la clasificación de frutos de mandarinas a través del análisis multielemental y técnicas de reconocimientos de patrones.

Se trabajó con muestras de frutos de tangor Murcott (Citrus reticulata × Citrus sinensis) y mandarino Okitsu (Citrus unshiu), provenientes de huertos comerciales ubicados en el NEA.

Para la obtención de las muestras se seleccionaron productores que presentan un nivel tecnológico medio, emplean técnicas de cultivo comunes en la región, atienden a la diversidad de calidad de su fruta y comercializan su producción en distintos mercados (interno, de exportación e industria para jugos o derivados).

Los resultados obtenidos se analizaron utilizando técnicas de análisis quimiométricas (LDA y PLS-DA) como así también técnicas de minería de datos (SVM-DA y Random Forest).

El mejor desempeño se pudo observar en el método de Random Forest, posiblemente debido a su robustez frente a la variabilidad de los datos, explicó el investigador de la UNNE.

LIMONES

El ingeniero agrónomo Gaiad  estuvo a cargo también de un estudio de análisis multielementales realizados en jugos de limón obtenidos de frutas frescas producidas en nueve establecimientos distribuidos en tres provincias productoras: Tucumán, Jujuy y Corrientes.

Se determinaron las concentraciones de un total de 25 elementos minerales de los frutos con la finalidad de explorar a través de técnicas de análisis multivariado la presencia de posibles marcadores químicos de identidad.

Los resultados obtenidos a partir de la aplicación de técnicas de análisis multivariado permitieron clasificar las muestras de acuerdo a su origen geográfico alcanzándose una tasa de acierto de 97.7%.

RELEVANCIA DE LOS ESTUDIOS

Para el ingeniero agrónomo Gaiad, los estudios realizados podrían aportar a la implementación de sistemas de trazabilidad de cítricos de las distintas regiones del país.

Comentó que la trazabilidad permite rastrear la cadena de producción y otorga a los productores la posibilidad de colocar sus productos en mercados específicos más rentables, que exigen la certeza del origen y de las distintas etapas del proceso productivo.

-La nota en Unne Medios: https://bit.ly/3cJ1gBT

Dejar respuesta

Por favor deje un comentario
Por favor ingrese su nombre