Preparan unas 400 obras para construir y refaccionar escuelas en 2020

0
3

La igualdad en las condiciones de la educación es una prioridad para el Gobierno provincial. Así lo manifestó el gobernador, quien anticipó que en el proyecto del Presupuesto para el año próximo se contemplan refacciones de establecimientos escolares y también nuevos edificios.

El ciclo lectivo se cierra en pocos días, pero la tarea dentro de las escuelas –con las aulas ya sin estudiantes– se inicia en materia de refacciones y remodelaciones. Con un año signado por tres procesos eleccionarios, los establecimientos escolares dispuestos para cada operativo y el normal desgaste edilicio, las tareas de mantenimiento se dieron durante todos los meses de este 2019.
Pero además se inauguraron refacciones y remodelaciones en toda la provincia, y también nuevos edificios completos. Algunas de estas obras emblemáticas fueron en el barrio Ongay, de la capital, y también en localidades como Goya, Santa Lucía, Virasoro, Monte Caseros y Saladas. Inclusive, hay varias escuelas nuevas, que están casi listas para ser inauguradas y que deberán esperar al inicio del ciclo lectivo del año próximo. Una de ellas, construida desde cero, está ubicada en el paraje Ambrosio, en San Lorenzo.
Así, mientras el gobernador termina de definir con su equipo técnico y ministros los detalles del proyecto de Presupuesto 2020, ya anticipó públicamente que serán las áreas de Salud y Educación las que tengan prioridad en la ley. Y mencionó que se estiman unas 400 obras –entre intervenciones, refacciones y nuevos edificios– en las que se pretende trabajar durante el año entrante. 

“Antes de fin de año, lo elevaremos a la Legislativa. Lo estuve punteando con cada  ministerio, trabajando con un presupuesto de estilo de base cero y tratando de transmitir lo que pensamos hacer hacia adelante. Tendremos  una gran inversión en infraestructura escolar, con fuerte apuesta a la educación, conscientes de que es lo primero para hablar de desarrollo”, manifestó Valdés la semana pasada, en diálogo con Radio Dos.  “Tenemos un presupuesto en el que pensamos llegar a casi 400 escuelas el año que viene y comenzar, si Dios quiere, con la construcción de 30 más”, anticipó el gobernador.

Igualdad en el acceso a la educación

“Hay por lo menos unos 30 establecimientos para intervenir con obras grandes y proyectadas una veintena de edificios nuevos”, precisó a La República el referente del área de Infraestructura Escolar, Emilio Breard.
“La premisa general es el concepto de igualdad. Apuntamos a dotar a las escuelas de las mismas condiciones para una educación de calidad. Eso se vuelca desde lo pedagógico, pero también desde lo edilicio, la conectividad a Internet y el acceso al agua y la energía”, apuntó el ingeniero.
“Comenzamos el ciclo lectivo con nuevas escuelas en Santa Lucía, Goya, Capital, Virasoro y Empedrado, pero muchas más fueron las remodelaciones y refacciones a nuevo de establecimientos en la capital y en el interior”, recordó Breard.
“La única forma de elevar el nivel educativo es dotar a todos los niños con las mismas condiciones y eso incluye la parte edilicia. Con una mirada a 10 o 15 años, se evaluó durante el último año y medio las condiciones de trabajo de los docentes en cada establecimiento, la accesibilidad y la conectividad. Y a partir de ahí surgió el plan de obras”, explicó el ingeniero.
El trabajo articulado del área, que depende del Ministerio de Educación, se complementa con tareas con otras carteras, en especial la de Producción. 
“La realidad de las condiciones de cada sociedad no es estática, y eso incluye estudiar cada lugar. Hay poblados que hace 50 años tenían requerimientos educativos y hoy no tienen tanta población. Eso requiere reacomodar docentes y atender esas evoluciones”, detalló.
Tras un año y medio de evaluación, ahora el plan de cara a los próximos dos años busca reforzar “la conectividad a Internet, la accesibilidad terrestre, el acceso a energía eléctrica y agua potable, y también las mejores condiciones edilicias para los próximos 10 o 15 años”, manifestó. 
En los últimos dos años, se inauguraron más de 50 escuelas y se prevé más de 20 en el futuro cercano. “No se pueden abrir en cualquier momento del año, tiene que ser al inicio del ciclo lectivo o a mitad de año, y completar las matrículas y asignación de cargos directivos, entre otras gestiones. Por eso hay varios edificios que se estrenarán recién el año próximo, pero ya están terminados. Y varios otros van avanzando”, apuntó Breard.
Uno de esos nuevos, y emblemáticos es el del barrio Ongay. Tiene unas 9 aulas, pero también playón deportivo, laboratorio y baños adaptados, y podría completarse un microcine dentro del establecimiento el año que viene. 

Financiación

“Hay al menos tres categorías de obras: la creación de colegios nuevos con  la construcción de su edificio, otros que se construyen por completo para escuelas ya existentes y  también hay remodelaciones a nuevo sobre el mismo edificio”, detalló Breard.
Cada una de estas obras, rondan –según el caso– inversiones millonarias que superan a veces los 80 millones de pesos. “Además de la importancia que el Gobierno le da a la educación, también la Nación nos respaldó mucho, sobre todo en la primera etapa”, recordó el funcionario.
El año pasado, Valdés suscribió con el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, dos convenios para construir unas 12 escuelas, con una inversión por 400 millones de pesos.
Mediante el Fondo Fiduciario Federal de Infraestructura Regional (FFFIR), la provincia de Corrientes puede construir 12 escuelas con un préstamo del Banco de la Nación Argentina por $ 400 millones. 
Los nuevos establecimientos por este convenio se edificarán  en la capital (2), Empedrado, Yapeyú, Palmar (Paso de los Libres), Mburucuyá, Mocoretá, Paso de los Libres (2), Ituzaingó, El Sombrero y Mercedes.
“Durante el último año hubo un cambio de paradigma en la inversión pública: es la Provincia la que se hace cargo, ya sea desde el Tesoro provincial, o con financiamiento externo. Eso se puede hacer gracias al incremento del porcentual de coparticipación, que permite que sea la provincia la que determine las prioridades”, destacó Breard.

Santa Catalina y Ponce

Al final, anunció también que, dentro de 10 días, se abrirán los sobres de la licitación de dos de las obras más esperadas. Se trata de la escuela para el barrio Santa Catalina, que complementará al jardín de infantes que se terminará el año que viene y sumará un “nodo de educación” dentro de la populosa nueva barriada correntina.
Y la otra será la escuela primaria del barrio Ponce, que “responde a una demanda histórica de esa población, que no tienen escuelas primarias suficientes. Tendrá 12 aulas, con todos los servicios. Una de las obras costará 50 millones de pesos y la otra, 90 millones”, precisó Breard.
De cara al receso de verano, además de las tareas de mantenimiento y arreglos tradicionales, el funcionario anticipó que alistan intervenciones en escuelas consideradas “emblemáticas”, tanto en capital como en el interior. Se trata de la Escuela Sarmiento y el Colegio Nacional, entre otros, además de las escuelas normales y las nacionales de San Luis del Palmar, Mercedes, Esquina y Santa Lucía. 
“Requieren de profesionales que aportan detalles de obra para preservar el patrimonio arquitectónico, que en varios casos deben ser aprobados primero por la comisión nacional de patrimonio. Son intervenciones especiales y también más onerosas”, recordó.
“Tenemos un paquete de 25 obras a inaugurar al inicio de clases, y queremos llegar con más de 50 obras para 2021”, sostuvo al final.

Dejar respuesta

Por favor deje un comentario
Por favor ingrese su nombre