Condena a camionero correntino por tráfico de droga

0
9

Se trata de Félix de Jesús Gómez, oriundo de la localidad de San Luis del Palmar. Recibió la pena única de 10 años y cuatro meses de prisión.

La Justicia Federal de Entre Ríos unificó las dos penas recibidas por el camionero Félix de Jesús Gómez  (oriundo de San Luis del Palmar) en Paraná y en Corrientes por transportar droga desde el Norte del país y en consecuencia fue condenado a la pena única de diez años y cuatro meses de prisión.
La cantidad de marihuana que Gómez solía transportar desde la frontera Norte del país hacia distintas ciudades argentinas, era de entre 500 y 600 kilos. Cargaba la droga en un camión y viajaba hacia el Sur según la ruta planificada.
El 25 de abril de 2014 fue detenido cuando conducía un vehículo con un cargamento en Corrientes. 
Fue procesado, pero quedó libre y aprovechó para no perder el ritmo en el negocio. Siete meses después cayó en Paraná al mando del camión que fue detectado por la Policía Federal con casi 600 kilos de marihuana, estacionado en Urquiza y avenida Ramírez.
Por la primera causa recibió solo cuatro años y ocho meses de prisión; por la segunda, en cambio, fue sentenciado a ocho años de cárcel. Recientemente, el Tribunal Oral Federal de Paraná unificó las dos penas en diez años y cuatro meses, que el correntino cumple en la Unidad Penal N° 1 de la capital entrerriana.
La sentencia se conoció luego de la audiencia en la cual el fiscal general José Ignacio Candioti había pedido esa cantidad de años para Gómez por ambos hechos delictivos, publicó el diario Uno, de Paraná.
Por su parte, la defensora pública oficial, Noelia Quiroga, pidió que ambas penas sean unificadas en nueve años y seis meses de prisión, teniendo en cuenta que uno de los condenados por el transporte de droga en Paraná (que cayó junto a Gómez), Luis Menelio Ayala, recibió esa cantidad de años por dos condenas similares a las recibidas por el correntino.
El juez Roberto López Arango coincidió con el fiscal, y analizó diversos aspectos como agravantes, en la situación de Gómez. En este sentido, valoró “la franja etaria al momento de la comisión de los hechos endilgados (51-52 años), la gran cantidad de droga transportada en ambos ilícitos (más de una tonelada, 596 y 535 kilogramos) y las dosis umbrales que podrían obtenerse del total de la sustancia habida, lo que nos habla de por sí de un compromiso personal intenso”.
Además, López Arango tuvo en cuenta que Gómez “una vez excarcelado por el primero de los hechos, el 13 de junio de 2014, no tardó más de siete meses para cometer el segundo ilícito el 26 de febrero de 2015, reflejando a las claras su desatención a los fines del beneficio excarcelatorio otorgado y del incumplimiento liso y llano del compromiso contraído al obtener su libertad”.

Dejar respuesta

Por favor deje un comentario
Por favor ingrese su nombre